Convención Internacional Brisbane 1991

CONVENCIÓN INTERNACIONAL DE BRISBANE (Australia)

Gobernador elector David Fuertes Rivero del Distrito 116-B de España, con el Presidente Internacional Donald Banker (1991/92) y su esposa Diana

Convención Internacional en Brisbane del 17 al 21 de junio de 1991

En las primeras horas de la mañana ya comienzan a oírse los motores de los gigantescos jumbos que, procedentes de Japón, Estados Unidos, Europa, Indonesia, etc. traen a los primero 6.000 orgullosos Leones, Leonas y Leos que se reunirán Brisbane (Australia) con otros 30.000 de todo el mundo para celebrar la 74 Convención Internacional.

Vienen a tomar parte en el evento anual de mayor proporción humana del mundo.

Los cansados viajeros son recibidos por los compañeros Leones de los Clubes organizadores de Brisbane, por las Autoridades y por los intérpretes de las lenguas de los 171 países que componen nuestro ámbito territorial.

El aeropuerto internacional de Brisbane, a todas luces insuficiente para recibir tal multitud (en todas países se cuecen habas) tuvo que ser ampliado por el sencillo método de instalar una grandiosa carpa de lona de 8.000 metros cuadrados, donde se instalaron los servicios de inmigración y recepción.

Una verdadera flora de autobuses calentaba motores fuera para trasladar a los Leones por toda la región a los lugares de alojamiento.

Queensland es llamado el «estado soleado» y sus costas la Costa Dorada, por el color de sus arenas.

El termómetro ronda los 20 grados (ahora es invierno and) y los cielos son de una diafanidad incomparable.

Las aguas invitan al baño y sino que se lo pregunten a los 120 delegados de Finlandia que llegaron después de 32 horas de viaje en avió.

          El día del gran desfile comenzó a las 7,30 de la mañana, con un desayuno típico australiano compuesto de huevos, bacón, salchichas, tomate y zumo de naranja, servido y cocinado por los Leos.

Los 18.000 participantes en el desfile se van reuniendo y comienzan su marcha a las 10,30, cruzando el Puerto Victoria, sobre el rio Brisbane y continuando por las calles Adelaide y Edward para terminar en las explanadas del Jardín Botánico cuatro horas después.

Allí ya estaban preparados para alimentar a los hambrientos Leones y habían organizado un Festival internacional de la Cocina, donde servían platos típicos.

Es de resaltar las 20 bandas de música que acompañaron y atronaron el desfile, en especial la del estado de Michigan (EEUU) COD 169 músicos.

Más de 200 policías y otros tantos voluntarios, organizaron el tráfico, calculándose en más de 100.000 espectadores los que se agolparon a lo largo del recorrido.

Los 177,000 vehículos que diariamente convergen en Brisbane tuvieron que ser desviados.

Las ambulancias preparadas solo tuvieron que atender a seis casos de desmayos por el calor.

La representación de cada país (o estado en caso de EE.UU.) viste sus trajes típicos (los Leones de Oklahoma van de indios con plumas) o se uniforman especialmente para la ocasión.

Existe un concurso de atuendos y el del año pasado en St. Louis fue ganado por la representación francesa.

La Convención Internacional es la ocasión de encuentro con los viejos amigos Leones de todo el mundo, donde se hacen amistades que duraran toda la vida, donde el compañerismo, y la alegría nos transportan y nos hacen pasar una experiencia inolvidable.

Si no me lo creéis preguntarle a Harold Ballenger, de 67 años, Gobernador del Distrito de Los Angeles (California) quien eligió llevarse a su novia a Brisbane para casarse allí, siendo sus padrinos los otros 17 Gobernadores de Distrito de California.

También llegó el corredor de fondo Leon John Moyle, que venía corriendo desde Adelaida, a solo 2.733 kilómetros de distancia.

El caso del compañero León Moyle es especial, pues en 1984 los médicos le diagnosticaron que jamás volvería a andar debido a una grave lesión de rodilla.

Alli también estaba el León Cheng Wai Chuen, Presidente de uno de los Clubes de Leones de Hong Kong, donde se celebrará la 75 convención International en 1992… si, esa que teníamos previsto celebrar en Madrid.

La sesión de apertura estuvo presidida por nuestro Presidente Internacional Bill Biggs y el Jefe de Gobierno Australiano, que resaltaron en sus palabras de salutación el aspecto humanitario y de relaciones de hermandad internacionales que caracterizan el trabajo de los Leones.

Cuando los 12.000 Leones que llenaban el recinto cantaron al unísono: Amor en cualquier idioma:, las barreras internacionales cayeron ante el sentimiento de hermandad humana.

El Presidente hizo un discurso un tanto evangélico animando a los Leones a conseguir metas más altas en nuestra ayuda a los demás y a mantener un espíritu y pensamiento positivo ante la vida.

En otro momento el Presidente hizo entrega de un cheque por 312.500 dólares para ayudar a los ciegos aborígenes australianos, denim del programa internacional de Sighfirst.

El cheque fue entregado al oftalmólogo Leon Dr. Corter quien este año ha sido nominado León Humanitario del Año, el más alto y preciado título que otorga el Leonismo.

Nota informativo mia: solamente fue una persona de España, el Gobernador elector David Fuertes del Distrito 116-B, el otro Gobernador electo, Rafael López Guzmán no pudo ir por razones laborales.

Realizado 06/05/2020 copiado del  "Leonismo Español" Nº 14 septiembre/octubre